Dormir bien es tan importante como una buena alimentación y el ejercicio físico. Cada persona necesita diferente cantidad de sueño y descanso. Cuántas veces no hemos dormido como debíamos y nos costaba concentrarnos, realizar nuestras actividades cotidianas y estábamos irritados.

Para quien no lo sepa, la función del sueño es la recuperación fisiológica y psicológica. El cuerpo y el cerebro necesitan recuperarse del estrés del día a día. Estudios sugieren que el sueño ocurre en distintas fases. Diferentes ondas cerebrales y actividad del músculo y de los ojos se asocian con las diferentes fases del sueño. El sueño tiene dos fases: NREM (Sueño de no movimiento rápido de los ojos) y REM (Sueño de movimiento rápido de los ojos). Y a continuación explicaremos las diferentes fases que lo componen:

Las fases del sueño se asocian a ondas cerebrales, la actividad del músculo y el movimiento de los ojos

Fases del sueño

  • Fase 1 (NREM): Dura pocos minutos. Se trata del momento más ligero del sueño. La actividad fisiológica desciende y empiezan a caer de forma gradual las constantes vitales y el metabolismo. En esta fase nos despertamos fácilmente con estímulos sensoriales, como puede ser el ruido. Cuando nos despertamos en esta fase, creemos haber estado soñando despiertos.
  • Fase 2 (NREM): Esta fase dura de 10 a 20 minutos. Se trata de una de las fases del sueño más profundas. Nos vamos relajando gradualmente. Nuestras funciones corporales continúan volviéndose más lentas. También, en esta fase, nos podemos despertar con relativa facilidad.

Durante las primeras fases del sueño es más sencillo que nos despertemos

  • Fase 3 (NREM): Esta fase tiene una duración de entre 15 y 30 minutos, aquí da comienzo el sueño profundo. Nuestros músculos se relajan completamente y las constantes vitales descienden aunque permanecen estables. Es difícil que nos despertemos con estímulos en esta fase y raramente nos movemos.
  • Fase 4 (NREM): Como la fase anterior, esta también dura entre 15 y 30 minutos. Se trata de la etapa del sueño más profundo. Si tenemos falta de sueño, esta fase ocupará la mayor parte de nuestro ciclo de sueño nocturno. Nuestras constantes vitales están más bajas que durante la vigilia. En esta fase puede aparecer el sonambulismo y la enuresis (mojar la cama). En esta fase es muy difícil despertarnos por estímulos sensoriales.

Durante la fase 4 se puede producir el sonambulismo

  • Sueño (REM): Esta fase tiene comienzo aproximadamente a los 90 minutos de habernos dormido. Su duración aumenta con cada ciclo y tiene una media de 20 minutos. Podemos tener sueños muy vívidos a todo color, en las otras fases también, pero no con tanta probabilidad como en esta. En esta fase tiene lugar el movimiento rápido de los ojos. También, nuestras frecuencias cardíaca y respiratoria fluctúan, de igual manera que aumenta y fluctúa la tensión arterial. Además perdemos el tono del músculo esquelético y se incrementan las secreciones gástricas. En esta fase también es difícil que nos despertemos por estímulos sensoriales.
Abrir chat