Blog

Dolor de espalda: la importancia de un buen colchón

El dolor de espalda es una dolencia que afecta a 8 de cada 10 personas en algún momento de sus vidas. De ahí que sea importante lograr el mejor descanso y con la máxima calidad. Vamos a exponeros algunas de sus posibles causas y los diferentes tipos de dolor de espalda que podemos sufrir.

Dolor de espalda y principales causas

Estas causas pueden ser muy diversas, siendo en su mayoría lesiones en ligamentos y músculos. Otras veces pueden tener un origen traumático, degenerativo, etc. La zona cervical es especialmente delicada, estando muchas veces afectada por aspectos emocionales y psíquicos. Aquí hablamos del estrés, siendo el principal causante de contracturas y tensiones musculares.

Aspectos como el exceso de peso, una mala postura o la falta de ejercicio continuado pueden provocar molestias y dolores en la espalda con más frecuencia de la que nos gustaría. En muchos casos una mala postura puede provocar tensión en la espalda, haciendo que esta sea más propensa a las lesiones. Movimientos bruscos pueden generar esguinces en los ligamentos de la espalda, una vez éstos están deteriorados o bien están distendidos por encima de su elasticidad normal.

Una lesión que provoca dolores muy fuertes e incluso la incapacitación es la rotura o degeneración de los discos (o “discos pinzados”). Este dolor puede incluso alcanzar al pie o la mano. Puede provocar además una lesión nerviosa y atrofia de los músculos.

Otro aspecto sería la artrosis, propia del envejecimiento y afectando a los discos y huesos de la espalda.

Los expertos en fitness nos dan algunos consejos y ejercicios para evitar estas dolencias.

Tipos de dolor de espalda: dónde localizarlos

Su origen puede ser muy variado. Por un lado puede originarse en los ligamentos y músculos (el 70% de las dolencias suelen producirse aquí). Sus síntomas son parecidos a una quemadura o contractura localizada, variando los dolores en intensidad.

Puede darse también en los discos, generalmente por un mal movimiento o accidente. En este caso el dolor irá progresivamente creciendo, localizándose en la zona lumbar o en los glúteos.

Las raíces nerviosas. Tiene su origen en un mal movimiento, mala gestión de cargas pesadas, etc. Aquí el dolor es más intenso en la zona de la pierna que en la espalda, pudiendo llegar hasta el pie y los dedos.

Otro lugar donde podemos localizarlo es en las facetas. Su origen se encuentra en un falso movimiento o bien en un accidente. Aquí el dolor suele ser intenso llegando incluso a cortar la respiración. De nuevo encontramos el dolor en la zona lumbar y en los glúteos.

Si tienes algún tipo de dolencia como las indicadas anteriormente es muy probable que tu colchón y tu descanso no sea el adecuado. En siessta.es somos especialistas en descanso, salud y confort. Si tienes alguna duda llámanos y estaremos encantados de asesorarte para ofrecerte el descanso perfecto que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *