Como cuidar tu colchón para que te dure más y descanses mejor. Cuidar el colchón de una manera adecuada es fundamental para así tener un buen descanso y que te dure más tiempo en buenas condiciones. Es recomendable cambiar el colchón cada 10 años. Esto significa que durante ese tiempo los materiales se van desgastando y pierden calidad hasta tal punto que nuestro descanso podría verse perjudicado. Desde siessta te aconsejamos para que puedas tener el mejor mantenimiento posible.

Primero: Airear el colchón. Una vez que nos levantemos no hay que hacer la cama inmediatamente, ya que si no el colchón no se ventilará adecuadamente, transcurridos 15 minutos dejarla intacta. En verano el tiempo lo ascenderemos a 30 minutos ya que aprieta el calor y nuestro cuerpo transpira.

Segundo: Pasar el aspirador como mínimo una vez al mes. Así evitaremos la acumulación de polvo y ácaros, recomendamos que se pase por ambas caras.

Generalmente es recomendable realizar limpiezas en seco y no empapar mucho el colchón, ya que la humedad puede afectar a sus capas inferiores. Si tienes que limpiar alguna mancha con un poco de agua, seca la mancha en un lugar ventilado y que no le den directamente los rayos de sol, puedes ayudarte de un secador.

Tercero: La funda es la mejor protección. Es la barrera que tenemos para evitar manchas y que lo separa del exterior. Se puede lavar a máquina y es recomendable una vez al mes. La funda más recomendable es de algodón y si es impermeable mejor (en colchones de látex no usarlas por la ventilación).

Cuarto: Darle la vuelta al colchón periódicamente. De esta forma evitaremos deformaciones, aún así con el uso es normal que pierda un 10% de altura. Se le debe dar la vuelta cada 3 meses, de arriba a abajo y de pies a cabeza. La única excepción son los modelos viscoelásticos que sólo tienen una cara útil.

Quinto: No saltar sobre el colchón. Es importante concienciar a los niños que no salten sobre el colchón para evitar deformaciones, aún así, si necesitas ponerte en pie sobre el colchón es mejor apoyar los pies sobre los laterales.

Sexto: Escoger la base adecuada. Cada tipo de colchón necesita su base. Por ejemplo, los colchones de látex necesitan ventilarse, por lo que se deben mantener lejos de focos de humedad y se combinarán con bases transpirables como, por ejemplo, laminados de madera.

Con estos consejos en siessta te enseñamos a como cuidar tu colchón para que te dure más y descanses mejor.

Abrir chat